Por qué no engordan los frutos secos: Julio Basulto

Cuando se trata de perder peso o mantener una alimentación saludable, la mayoría de las personas tienden a evitar los frutos secos debido a su alto contenido calórico. Sin embargo, el reconocido nutricionista Julio Basulto nos explica por qué los frutos secos no necesariamente nos hacen ganar peso.

Índice
  1. ¿Qué son los frutos secos?
  2. Beneficios nutricionales de los frutos secos
  3. ¿Por qué los frutos secos no engordan?

¿Qué son los frutos secos?

Los frutos secos son semillas comestibles que se encuentran dentro de una cáscara dura. Algunos ejemplos de frutos secos son las nueces, almendras, avellanas, pistachos y nueces de Brasil. Estos alimentos son ricos en grasas saludables, proteínas, fibra, vitaminas y minerales, lo que los convierte en una excelente opción para incluir en una dieta equilibrada.

Beneficios nutricionales de los frutos secos

Los frutos secos son una fuente de energía concentrada y nos brindan numerosos beneficios nutricionales. A continuación, se presentan algunos de los más destacados:

1. Grasas saludables: Los frutos secos son ricos en grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, conocidas como grasas saludables. Estas grasas son necesarias para el correcto funcionamiento del organismo y ayudan a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

2. Proteínas: Los frutos secos también son una fuente de proteínas vegetales, lo que los convierte en una excelente opción para las personas que siguen una dieta vegetariana o vegana.

3. Fibra: La fibra presente en los frutos secos ayuda a regular el tránsito intestinal y promueve la sensación de saciedad, lo que puede ser beneficioso para controlar el peso.

4. Vitaminas y minerales: Los frutos secos son una buena fuente de vitaminas del grupo B, vitamina E, magnesio, fósforo, cobre y zinc. Estos nutrientes desempeñan un papel importante en el correcto funcionamiento del organismo.

¿Por qué los frutos secos no engordan?

Contrariamente a lo que se pueda pensar, los frutos secos no suelen contribuir al aumento de peso cuando se consumen en cantidades adecuadas. Esto se debe a varios factores:

1. Saciedad: Debido a su alto contenido de fibra y grasas saludables, los frutos secos ayudan a generar una sensación de saciedad, lo que puede llevar a un menor consumo de alimentos en general.

2. Metabolismo activo: A pesar de su contenido calórico, los frutos secos no suelen almacenarse fácilmente como grasa corporal. Esto se debe en parte a que su composición nutricional activa el metabolismo, lo que lleva a una mayor quema de calorías.

3. Control de porciones: Al ser alimentos ricos en calorías, es importante controlar las porciones de frutos secos que se consumen. Una porción adecuada suele ser de alrededor de 30 gramos al día.

En resumen, los frutos secos son alimentos altamente nutritivos y beneficiosos para la salud. A pesar de su contenido calórico, no engordan cuando se consumen en cantidades adecuadas y como parte de una dieta equilibrada. Si estás buscando mejorar tus hábitos alimenticios, no dudes en incluir los frutos secos en tu dieta diaria.

Sin embargo, es importante recordar que cada persona es única y que puede haber circunstancias específicas en las que sea necesario recibir asesoramiento profesional. Si tienes dudas sobre tu alimentación o necesitas ayuda para mejorar tus hábitos, te recomendamos que contactes a un nutricionista o dietista registrado. ¡Mejora tus hábitos y cuida de tu salud!

Entradas Relacionadas

Subir

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Seleccione aceptar para continuar navegando. Más Información