Alimentos que quitan la ansiedad y no engordan

La ansiedad es un problema que afecta a muchas personas en la sociedad actual. Muchas veces, recurrimos a la comida como una forma de aliviar el estrés y la ansiedad, lo que puede llevar al aumento de peso y a problemas de salud a largo plazo. Sin embargo, existen alimentos que pueden ayudarnos a controlar la ansiedad sin añadir calorías innecesarias. En este artículo, exploraremos algunos de estos alimentos y cómo pueden beneficiarnos.

Índice
  1. 1. Frutos secos
  2. 2. Aguacate
  3. 3. Chocolate negro
  4. 4. Té verde
  5. 5. Pescado graso

1. Frutos secos

Los frutos secos, como las almendras, las nueces y los pistachos, son una excelente opción para calmar la ansiedad. Estos alimentos son ricos en ácidos grasos omega-3, que tienen propiedades antiinflamatorias y pueden ayudar a reducir los niveles de ansiedad. Además, los frutos secos también contienen triptófano, un aminoácido que ayuda a producir serotonina, conocida como la hormona de la felicidad.

2. Aguacate

El aguacate es otra opción saludable para controlar la ansiedad. Este fruto es rico en grasas saludables, como el ácido oleico, que contribuyen a mantener el cerebro en buen estado y reducir los niveles de estrés. Además, el aguacate también contiene vitamina B, que ayuda a regular el sistema nervioso y promueve la producción de serotonina.

3. Chocolate negro

Si eres amante del chocolate, ¡estás de suerte! El chocolate negro, con un alto contenido de cacao, es beneficioso para combatir la ansiedad. El cacao contiene flavonoides, que tienen efectos positivos en el estado de ánimo y la salud mental. Sin embargo, es importante elegir chocolate negro con un alto porcentaje de cacao (al menos 70%) y consumirlo con moderación, ya que aún contiene calorías.

4. Té verde

El té verde es una excelente alternativa a las bebidas azucaradas y con cafeína cuando se trata de calmar la ansiedad. Contiene L-teanina, un aminoácido que puede mejorar el estado de ánimo y reducir los niveles de estrés. Además, el té verde también contiene antioxidantes que promueven la salud general y pueden ayudar a reducir la inflamación.

5. Pescado graso

El pescado graso, como el salmón, las sardinas y el atún, es una excelente fuente de ácidos grasos omega-3. Estos ácidos grasos son conocidos por sus efectos positivos en la salud cerebral y pueden ayudar a reducir los síntomas de ansiedad y depresión. Además, el pescado graso también es rico en proteínas magras, lo que ayuda a mantenernos saciados por más tiempo.

Es importante tener en cuenta que los alimentos mencionados anteriormente pueden ayudar a controlar la ansiedad, pero no son una solución mágica. Si sufres de ansiedad crónica, es fundamental buscar ayuda profesional para abordar el problema de manera integral. Mejorar tus hábitos alimenticios y mantener un estilo de vida saludable es un paso importante para mantener una buena salud mental y física. ¡No dudes en contactar a un nutricionista o un profesional de la salud si necesitas ayuda adicional!

Entradas Relacionadas

Subir