Engordar en el confinamiento: Cómo evitarlo y mejorar tus hábitos alimenticios

Durante el confinamiento, muchas personas han experimentado cambios en sus hábitos diarios, incluyendo su alimentación. El estar en casa todo el tiempo, la ansiedad o el aburrimiento pueden llevarnos a consumir alimentos poco saludables y a ganar peso de forma indeseada. En este artículo, exploraremos las razones por las que engordar en el confinamiento puede ser común, así como estrategias para evitarlo y mejorar nuestros hábitos alimenticios.

Índice
  1. ¿Por qué engordamos en el confinamiento?
    1. Ansiedad y estrés
    2. Disponibilidad de alimentos poco saludables
    3. Falta de actividad física
  2. ¿Cómo evitar engordar en el confinamiento?
    1. Mantén una rutina alimentaria
    2. Elige alimentos saludables
    3. Controla las porciones
  3. Mejora tus hábitos alimenticios a largo plazo
  4. Busca ayuda profesional si es necesario

¿Por qué engordamos en el confinamiento?

Ansiedad y estrés

Durante este período de incertidumbre, es normal que experimentemos ansiedad y estrés. Muchas personas recurren a la comida como una forma de consuelo emocional, lo cual puede llevar a un consumo excesivo de alimentos poco saludables y calóricos. Además, el estrés puede afectar nuestros patrones de sueño, lo cual también puede influir en nuestro peso.

Disponibilidad de alimentos poco saludables

Estar en casa todo el tiempo puede hacer que sea más fácil acceder a alimentos poco saludables, como snacks procesados, dulces o comida rápida. La proximidad de estos alimentos puede llevarnos a consumirlos con más frecuencia, lo cual puede contribuir al aumento de peso.

Falta de actividad física

El confinamiento también ha limitado nuestra capacidad para realizar ejercicio físico fuera de casa. La falta de actividad puede reducir nuestra quema de calorías y contribuir al aumento de peso. Además, el sedentarismo puede afectar negativamente nuestra salud en general.

¿Cómo evitar engordar en el confinamiento?

Mantén una rutina alimentaria

Es importante establecer una rutina alimentaria durante el confinamiento. Esto implica establecer horarios regulares para las comidas principales y los snacks. Mantener un horario regular puede ayudarte a evitar comer por aburrimiento o ansiedad.

Elige alimentos saludables

En lugar de recurrir a alimentos procesados y altos en calorías, opta por alimentos saludables y nutritivos. Incrementa tu consumo de frutas, verduras, proteínas magras y granos enteros. Estos alimentos te proporcionarán los nutrientes necesarios para mantener tu cuerpo saludable sin añadir calorías innecesarias.

Controla las porciones

Es fácil perder la noción de las porciones cuando estamos en casa. Utiliza platos más pequeños para controlar las cantidades que consumes. Además, trata de comer despacio y disfrutar de cada bocado. Esto te permitirá sentirte satisfecho sin excederte.

Mejora tus hábitos alimenticios a largo plazo

Además de evitar engordar durante el confinamiento, es importante desarrollar hábitos alimenticios saludables a largo plazo. Aquí hay algunas recomendaciones adicionales:

  • Bebe suficiente agua durante el día para mantenerte hidratado y evitar la confusión entre sed y hambre.
  • Limita el consumo de alcohol, ya que puede ser alto en calorías y afectar negativamente tu salud en general.
  • Planifica tus comidas con anticipación para evitar recurrir a alimentos poco saludables por conveniencia.
  • Realiza actividad física regularmente, incluso si es en casa. Busca rutinas de ejercicios en línea o encuentra formas creativas de mantener tu cuerpo en movimiento.

Busca ayuda profesional si es necesario

Si sientes que tus hábitos alimenticios están fuera de control o si necesitas ayuda para mejorar tu relación con la comida, considera contactar a un profesional de la nutrición. Un nutricionista o dietista registrado puede brindarte la orientación y el apoyo necesarios para alcanzar tus metas de salud.

Engordar durante el confinamiento es común debido a factores como la ansiedad, la disponibilidad de alimentos poco saludables y la falta de actividad física. Sin embargo, es posible evitar este aumento de peso adoptando hábitos alimenticios saludables, controlando las porciones y manteniendo una rutina. Recuerda que mejorar tus hábitos alimenticios a largo plazo puede tener un impacto positivo en tu bienestar general. No dudes en buscar ayuda profesional si lo necesitas, ¡tú salud lo vale!

Entradas Relacionadas

Subir

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Seleccione aceptar para continuar navegando. Más Información