Desogestrel y Etinilestradiol: ¿Engordan o no engordan?

La relación entre los anticonceptivos orales y el aumento de peso ha sido un tema de debate durante muchos años. En particular, se ha cuestionado si los anticonceptivos que contienen desogestrel y etinilestradiol pueden contribuir al aumento de peso. En este artículo, examinaremos la evidencia científica disponible para determinar si estos anticonceptivos realmente tienen un impacto en el peso corporal.

Índice
  1. Anticonceptivos orales y peso corporal
    1. Evidencia científica
  2. Consejos para mantener un peso saludable
    1. Consulta a un profesional

Anticonceptivos orales y peso corporal

Los anticonceptivos orales son una forma común de control de natalidad utilizada por millones de mujeres en todo el mundo. Estos medicamentos contienen hormonas sintéticas, como el desogestrel y el etinilestradiol, que ayudan a prevenir el embarazo al inhibir la ovulación y alterar el revestimiento uterino.

Algunas mujeres han informado un aumento de peso después de comenzar a tomar anticonceptivos orales, lo que ha llevado a la creencia popular de que estos medicamentos pueden contribuir al aumento de peso. Sin embargo, la evidencia científica no respalda de manera concluyente esta afirmación.

Evidencia científica

Varios estudios han investigado la relación entre los anticonceptivos orales y el peso corporal. Un estudio publicado en el Journal of Obstetrics and Gynaecology en 2014 analizó a más de 1,000 mujeres que tomaron anticonceptivos orales que contenían desogestrel y etinilestradiol. Los resultados mostraron que no hubo un aumento significativo de peso en estas mujeres en comparación con las que no tomaron anticonceptivos orales.

Otro estudio realizado en 2018 y publicado en la revista Contraception también encontró resultados similares. Los investigadores analizaron a más de 2,000 mujeres y concluyeron que los anticonceptivos orales que contienen desogestrel y etinilestradiol no estaban asociados con un aumento de peso.

Si bien estos estudios sugieren que los anticonceptivos orales no tienen un efecto significativo en el peso corporal, es importante tener en cuenta que cada persona puede reaccionar de manera diferente a estos medicamentos. Algunas mujeres pueden experimentar cambios en el apetito o la retención de líquidos, lo que podría influir en el peso corporal.

Consejos para mantener un peso saludable

Si estás preocupada por el peso o estás experimentando cambios en tu cuerpo después de comenzar a tomar anticonceptivos orales, es importante tomar medidas para mantener un peso saludable. Aquí hay algunos consejos:

  • Mantén una dieta equilibrada y saludable, rica en frutas, verduras, proteínas magras y granos enteros.
  • Realiza actividad física regularmente, como caminar, correr o practicar algún deporte.
  • Bebe suficiente agua para mantener tu cuerpo hidratado.
  • Evita el consumo excesivo de alimentos procesados y azucarados.
  • Controla tus porciones y come de manera consciente.

Consulta a un profesional

Si estás preocupada por tu peso o tienes preguntas específicas sobre los anticonceptivos orales que estás tomando, es recomendable que consultes a un profesional de la salud, como un médico o un nutricionista. Ellos podrán brindarte una evaluación personalizada y recomendaciones adecuadas a tu situación.

Recuerda que cada persona es diferente y puede reaccionar de manera única a los anticonceptivos orales. Si bien la evidencia científica actual no respalda una relación directa entre los anticonceptivos que contienen desogestrel y etinilestradiol y el aumento de peso, es importante escuchar a tu cuerpo y buscar ayuda si lo necesitas.

Mantener un estilo de vida saludable y equilibrado es fundamental para el bienestar general. Así que, ¡anímate a mejorar tus hábitos y busca el apoyo de un profesional si lo necesitas!

Entradas Relacionadas

Subir